Conectando el Éxito a nuestro Poder e Imagen Personal

 

IMG_4738 6

Cada vez son muchísimas más personas las que no se gustan al mirar en el espejo, no se sienten cómodas con su estilo ni la imagen que proyectan hacia el exterior. 

La  “veneración” a la apariencia externa se ha convertido en un gran verdugo para la humanidad, haciendo de millones de personas sus esclavos, en vez de ser los reyes de su propia vida.  Continuamente nos impactan noticias, ya sea provenientes de medios de comunicación o a través de casos de personas que conocemos, donde el culto a la imagen externa sobrepasa  los límites, poniendo en riesgo la salud y vida.

El Ego exagerado que le abre paso  a lo superficial y banal, jamás podrá ser más importante que lo que somos por dentro.  Como dice Antoine de Saint-Exupéry en su inmortal Principito:

“Lo esencial es invisible para los ojos”.

Sin embargo, no podemos negar que la buena gestión de nuestra imagen personal puede ser un gran apoyo a la hora de obtener resultados, puesto que es lo primero que ven los ojos de quien no nos conoce.

A primera vista  nuestra imagen externa es la que va hablar o no de tu: confianza, seguridad, identificación, accesibilidad, armonía, balance, entre otros muchos aspectos a tomar en  cuenta por la persona que tengas en frente  y que puede ser influyente en nuestro crecimiento profesional o personal.

Los componentes primordiales que intervienen en  nuestro aspecto exterior y que guardan muchísima relación con lo que somos son:

  • Autoconocimiento/confianza
  • Corporalidad
  • Manejo de emociones
  • Lenguaje/comunicación
  • Educación
  • Vestuario y arreglo personal: incluyendo aquí el cuidado personal, maquillaje, cabello, accesorios, entre otros elementos.

 

Nuestra apariencia externa es solo una consecuencia que va en coherencia de lo que somos por dentro

Tal y como tú te percibas a ti mismo, serás percibido por los demás. Si nuestro amor propio está herido, es poco probable nuestra imagen externa se convierte en una herramienta aliada que nos ayuda a lograr objetivos y bienestar.  Una autoestima sana  trasciende nuestras inseguridades. Ella camina de la mano de nuestro autoconocimiento, valores y propósito de vida.

Hoy día me gusta mirarme al espejo de una forma más profunda y menos rutinaria, aunque no siempre fue así.  Hoy me encanta mirar lo que veo en mi reflejo, no me avergüenzo de lo que soy por dentro y por fuera porque lo que soy, esta caminando de la mano de mi propósito de vida y de lo que decidí ser.  Considerándome simplemente un ser humano imperfecto como todos, que cada día busca ser “la misma, pero mejor”, que lucha por no darle autoridad a nadie/nada para decidir quién debo ser, que disfruta de la evolución constante que va impulsada por mis propósitos.  Se lee muy bonito, pero no es nada fácil, en el trayecto siempre encuentro algo que me gustaría transformar y a lo cual me toca desafiar.

¿Cuándo fue la última vez que le dedicaste tiempo a tu imagen externa y a hacerla coherente con la interna?

Te invito a profundizar un poco más en esto y ver como esta tu amor propio hoy.  Ese viaje por nuestro autoconcepto, a la autoestima de nuestras luces y sombras, será el camino directo que nos puede llevar a transitar en el amor hacia nosotros mismos enlazando así con nuestro poder.

¿Cómo mi poder personal se conecta con mi imagen externa?

Lo que eres por dentro y por fuera, hacen una pareja perfecta para tu éxito personal. Estos dos elementos trabajando como los “mejores amigos y cómplices”, luego un  proceso de  aceptación personal, transformación y reinvención, te harán disfrutar muchísimo más cada momento de tu día a día, dándote mayor lucidez, seguridad, inspiración, alegría y capacidad de ir por lo que siempre has querido, pero no te has atrevido.

Antes de buscar un cambio de imagen externa,  busca quién eres por dentro. Destinar tiempo y recursos a aceptarte desde dentro para transformarte en lo que siempre has querido ser, es un acto de amor para contigo mismo (no para los demás) cuyo retorno es invaluable.  Alcanzando así proyectar una imagen potente que empuje tu autorrealización.

Además de tu imagen personal,  existen otros instrumentos  de gran ayuda para potenciarte, pero ninguno puede destronar tu esencia, tus propósitos, tu mensaje , tus intereses, lo que te apasiona.  Es clave que en ella te sientas cómodo, que sientas que refleja tu auténtica personalidad, tu evolución y la alegría de ser tu.

 La estrella en el espejo, siempre serás tú, no lo que llevas puesto

Jamás habrá dos “TÚ” en este mundo, tu unicidad y poder están dentro de ti en unión con Dios,  esperando a que decidas ir por el.  Disfrútalo  y ríe  mucho, buscando día a día ser  una versión mejorada de ti mismo.

 

Sara

Coach de Reinvención Empresarial y Personal

#abrazaelpoderquehayenti

·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s